//
ECAP Colombia

El equipo se compone de voluntarios de diferentes países entrenados para servir ya sea de tiempo completo o como reservistas.  Entre cuatro y ocho miembros que hablan español conforman el equipo en Colombia en un momento dado.  Un(a) coordinador(a) de Apoyo de medio tiempo trabaja en conjunto con las oficinas internacionales de ECAP. Estamos aquí porque nos sentimos llamados a poner nuestra fe en acción. Vivimos, practicamos nuestra fe y trabajamos en comunidad.

ECAP comenzó su trabajo en Colombia en 2001, respondiendo a la invitación de la Iglesia Menonita en Colombia y acompañando comunidades amenazadas en el Río Opón, además de unas organizaciones y sus dirigentes. Hoy en día, ECAP Colombia normalmente acompaña a comunidades rurales y organizaciones de derechos humanos en la región del Magdalena Medio.

La región del Magdalena Medio ha servido como la base del equipo y el enfoque de sus años de trabajo, aunque en años recientes hemos empezado a ejercer ocasionales acompañamientos en otras regiones del país.  Nuestro hogar y nuestra oficina se ubican en Barrancabermeja, la capital oficial de la región. Muchas organizaciones no violentas de los movimientos sociales y de derechos humanos permanecen activas en la región.  Trabajamos en apoyo a estos pacificadores locales en la construcción de la paz con justicia. Aun  grupos paramilitares, guerrilleros y la fuerza pública también mantienen su presencia en esta zona estratégica de Colombia.  Además, muchos de los ciudadanos de la región son víctimas de violencia de los actores armados de la derecha (paramilitares y militares), y, en menor medida, de los grupos guerrilleros de la izquierda. La región del Magdalena Medio  ilustra  una gran parte del país en el sentido de ser rica en recursos naturales y a la vez, muchos de sus ciudadanos se enfrentan a ciclos de violencia y pobreza.

Gran parte de la violencia económica y física beneficia a las poderosas élites nacionales e internacionales en sus esfuerzos para obtener y mantener el control de los recursos valiosos. Los civiles no sólo son víctimas de fuego cruzado entre el ejército y los paramilitares con sus opositores guerrilleros, paramilitares y / o las fuerzas del Estado, los civiles a menudo se conviertan en objetivo militar.  Estas fuerzas son más propensos a atacar a los civiles que son políticamente activos y / o que ocupan tierras codiciadas por poderosos intereses empresariales, sean estos legales o ilegales.  Por ejemplo, las empresas multinacionales están utilizando la violencia física y económica para desplazar a los campesinos y tomar la tierra para sembrar la palma aceitera para vender el aceite en el Norte.  Más de cuatro millones de colombianos se han desplazado de sus tierras, abandonando sus hogares y medios de subsistencia debido a la violencia y las amenazas de más violencia.

Lea más sobre Barrancabermeja y la región del Magdalena MedioLas comunidades, organizaciones y líderes que se encuentran bajo amenaza

Los comentarios están cerrados.

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Flickr Fotos

Non-violent direct action1 / Acción noviolenta1

Más fotos

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: