//
Las Pavas

El Peñon, Sur de Bolivar

ACTUALIZACIÓN: El 14 de noviembre, el INCODER, ente gubernamental que administra el otorgamiento de títulos decidió iniciar el proceso de restaurar la tierra a la comunidad de Las Pavas. INCODER notificó a Aportes San Isidro SA, la empresa palmera, que su ocupación de la tierra es ilegal. La tierra está actualmente bajo la custodia del estado y la comunidad está a la espera de la finalización del procedimiento legal. Esto es un paso significativo y positivo hacia la posesión legal y legítima de la tierra por parte de las familias campesinas de Las Pavas. Leer más.

En 1997, ciento veintitrés familias (más de 500 personas), se organizaron como ASOCAB asociación campesina de Buenos Aires y comenzaron a trabajar comunalmente en la hacienda de Las Pavas. La granja, situada a dos kilómetros de la comunidad de Buenos Aires, había sido abandonada por el anterior dueño, Emilio Escobar. La ley colombiana permite que las personas tomen posesión de las tierras abandonadas después que han vivido por más de cinco años; ahora la comunidad tiene derecho a la propiedad legal de esas tierras.

La agencia gubernamental responsable de ese proceso, el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER), visitó Las Pavas en junio de 2006 y verificó que las familias cumplan las condiciones para iniciar el proceso de transferencia de la propiedad de la tierra de Escobar a las familias de ASOCAB. Después de la visita de INCODER, Escobar llegó a las Pavas con un grupo armado y amenazaron a los Campesinos. También a finales de 2006 un grupo paramilitar fue a la granja y les amenazó nuevamente: “si la gente no se va puede ser asesinada. Los campesinos salieron de las Pavas. Algunos meses después, un contrato fue firmado entre la familia Escobar y un subsidiario de Daabon (Dávila Abondano).

En enero de 2009, las familias consideraron que la amenaza de la violencia había disminuido y se volvieron a Las Pavas para cultivar sus alimentos. Daabon solicitó una orden judicial de desalojo y la policía antidisturbios realizó esa orden el 14 de julio de 2009.

La policía antidisturbios prohibieron a la gente regresar a sus campos y los trabajadores de Daabon destruyeron todas sus 60 hectáreas de cultivos alimentarios y las catorce casas que pertenecían a la comunidad. Daabon ha tumbado el bosque comunal y se están secando los humedales, todo para sembrar palma. CPT Colombia inició acompañamiento a la comunidad desplazada de las Pavas, en abril de 2009 y es parte de una coalición de organizaciones de derechos humanos que están trabajando por el regreso de la comunidad a la granja.

Daabon, el principal proveedor de aceite de palma a The Body Shop, una empresa de Inglaterra. The Body Shop y Daabon ambos mantienen un alto nivel de respecto de los derechos humanos y la protección del medio ambiente: por esto, ellos reciben una prima precio para sus productos como consecuencia de su imagen pública. Daabon y The Body Shop son miembros de la Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible y se ha comprometido a respetar los principios de dicha asociación. Daabon se apoderó la finca de Las Pavas, desalojó a las familia de la tierra, y esta destruyendo el medio ambiente como cortando los árboles y cambiando el curso de agua en esa tierra violando los valores declarados de Body Shop y Daabon.

Recursos aditionales: Noticias de Las Pavas; El Blog de Las Pavas

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

Actualizaciones de Twitter

Flickr Fotos

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: