//
Vigilia de 24 hours por la paz en Colombia

For English, click here.

Te invitamos a unirte en una vigilia de 24 horas por la paz en Colombia, coordinado por los Días de Oración y Acción por Colombia. Deseamos juntar las oraciones de todo el mundo durante un día completo. Haz clic aquí para inscribirte en una hora, solo o con un grupo, entre las 6pm del sábado 14 de abril y las 6pm del domingo 15 de abril. Puedes encender una vela, cantar, meditar, leer un cuento, o simplemente sentarte en silencio en la presencia de Dios.

Aquí compartimos algunas oraciones que pueden ayudarte a inspirar en tu hora de oración por Colombia. Gracias.

Dios padre y madre de estas humanidad
dolida,
Escucha nuestro clamor
y ten misericordia de nosotros.
Tu creación clama a ti cada día
por tu justicia y gran Amor.
Sana los corazones heridos,
restaura las vidas afectadas
por tanto odio y dolor.
Dejamos ante tu presencia estas cargas
y dolores, esperando nos renueves
en tu amor.
–Adaia Bernal

Señor, nos das un hogar.
Donde podemos ponernos
cómodos en la seguridad
de tu amor.
Donde podemos vivir con
esperanza para un futuro mejor.
Donde podemos descansar
en tu paz.

Señor, sabes nuestro dolor.
Restablece nuestras vidas.
Guíanos en un viaje hacia
la gracia.
Danos el refugio que anhelamos.

Señor, nos toma de la mano.
Nos trae consuelo.
Nos trae amor.
Nos trae a la casa.
Amén.
–Jennifer Chappell Deckert

Tú, Dios de los pobres y los oprimidos,
De los que no tienen techo ni tierra,
Rescátanos Señor.
Señor, tu que sufres con los que lloran
y son desplazados,
Con los pueblos desposeídos.
Rescátanos Señor.
Tú, que miras el corazón del corrupto
y el asesino,
De los que están en medio de la guerra
y confrontación.
Rescátanos Señor.
Rescata a tu pueblo Señor,
No te olvides de nuestro dolor,
Mira nuestro entorno de desilusión,
Necesitamos de comprensión y Amor.
Amén.
–Adaia Bernal

Desplazadas
Mami
Cuéntame de las flores.
Él me las ha traído, una mata marchitada
tras otra murió.
Nada florece en este suelo quebrado
con ninguna hoja verde de plátano
que la guarde.
Acá estamos desnudos.

Mi´ja,
Nos estamos perdiendo, las flores y yo.
El monte avanza
enredándome los tobillos.
Cuando los escucho susurrando,
salto a esconderme.
Nadie habla en éstos días,
salvo las estelas del humo de los fogones
que yo misma prendí para que ésto no
se viera tan solo.
Miento, para olvidar que no queda nada.

Mami,
no puedo subir en los camiones sin temblar.
Los veo irse, soy una cobarde.
Salí antes de que me despojaran,
pero la tormenta se me vino por la noche
y me quebró. Agarré mis bebés y la ropa puesta,
nunca me dejaré atrapar dentro de las paredes
temblorosas de aquella casa.
No quiero regresar jamás.

Mi´ja-
Cuando el primer camión regresó,
lloré con el gozo de un parto nuevo.
Los acogí en mis brazos anchos.
Me siento sola.
Hasta las bombas y las aspas de los
helicópteros las siento familiares.
Yo criaba doce hijos en este suelo.
¿Cómo aprendería a pisar
una nueva tierra?
Aún cuando me quitaron todo,
nunca me desplacé.

Mami,
¿Recuerdas cuando todos nos encontrábamos
en tu casa aquella noche negra?
Cuando los estábamos visitando- y los oímos.
Los oímos acercarse.
Oímos luces y pasos, fusiles
gritos y amenazas
y todo pasando de nuevo.
Y tu no escuchaste nada.
Te levantaste, con tus hombros valientes.
Y llevaste tu toalla al río oscuro y te bañaste.
Yo me dormí.

Mi´ja.
Yo me acuerdo.
No hay nada temer.
No hay nada temer.
Regresa a casa.
–Larisa Zehr

“Señor, Dame tu aliento”
Hoy quiero un mundo nuevo
Un mundo de amor
Donde todos los seres
Se amen de verdad.
Señor, dame tu aliento
Para poder cantar
a todas las naciones
que vivan en hermandad.
También te doy las gracias
Por toda la humanidad
y que siempre se haga tu Santa Voluntad.
–Gissel (9) y Zuleima (10) Sampayo, Marta Ortiz

Señor. Te pido por medio de tu hijo Jesucristo,
por todos los desplazados de Colombia
y del mundo entero. Que seas tu,
Señor dándoles fortaleza para que
puedan salir adelante con sus familias y que
a pesar de todas las penumbras nunca se
olviden de ti. Que se den cuenta que tú
siempre estás con ellos y nunca los abadona,
que eres la luz, que siempre los
guía y protege.

Señor, que los desplazados un día
puedan olvidar sus angustias y se fortalezcan
en ti.

Señor, que siempre se haga tu Santa Voluntad.
–Zuleima Sampayo, 10

Si desechas el yugo de opresión,
el dedo acusador y la lengua maliciosa,
si te dedicas a ayudar a los hambrientos
y a saciar la necesidad del desvalido,
entonces brillará tu luz en las tinieblas,
y como el mediodía será tu noche.
El Señor te guiará siempre;
te saciará en tierras resecas,
y fortalecerá tus huesos.
Serás como jardín bien regado,
como manantial cuyas aguas no se agotan.
Tu pueblo reconstruirá las ruinas antiguas
y levantará los cimientos de antaño;
serás llamado “reparador de muros derruidos”,
“restaurador de calles transitables”.
–Isaiah 58:9-12

Señor Jesucristo:
Haz que seamos instrumentos de tu paz,
que donde hay odio, sembremos amor,
donde haya ofensas, perdón;
donde haya discordias, construyamos la paz.

Oh Divino Maestro, Tú nos enseñaste que quienes trabajan por la paz,
son llamados hijos de Dios.
Que con constancia establezcamos la justicia y la verdad
como fundamento de la paz, firme y duradera.

Señor, Tú nos ofreces la paz como un Don
y como una tarea que tenemos que realizar con tu ayuda;
concédenos la gracia de acoger tu paz,
ayúdanos a tener actitudes de paz,
que nuestras palabras sean de paz,
que realicemos obras de paz
y que construyamos la paz que el mundo y nosotros necesitamos.
Amén
–Monseñor Pedro Rubiano Saenz,
Cardenal de Colombia y Arzobispo de Bogotá

Por la paz en tu país
Por las víctimas de la violencia en todo lado
Por los que luchan por la paz y la justicia
Por las iglesias en situaciones de conflicto
Por un mundo sin guerra y violencia
Guíame de la muerte a la vida, de la falsedad a la verdad,
Guíame de la desesperación a la esperanza, del temor a la confianza.
Guíame del odio al amor, de la guerra a la paz.
Que la paz llene nuestro ser, nuestro mundo y nuestro universo.
Amén
–Adaptado de Gifts of Many Cultures (Dones de Muchas Culturas)

La jornada hacia la paz es una jornada cayo final no se conoce al comienzo. Esta jornada no se logra ignorando o soslayando los conflictos. Vano es el final de esos caminos de tentacion. Solo caminando en medio del conflicto junto con los que sufren; compariendo el polvo y la fatiga, tropezando y levantandonos nuevamente, llorando con los que lloran y regocijandonos con los que se regocijan… solo asi se alcanza la transformacion. Nos comprometemos a caminar juntos con los que alrededor del mundo caminan la senda de la verdad, la compassion, la justicia y la paz.
–Footpaths, Center for the Transformation of Conflict, Eastern Mennonite University

Comentarios

Un comentario en “Vigilia de 24 hours por la paz en Colombia

  1. ORARE POR TODAS LAS COMUNIDADES QUE HOY HACEN RESISTENCIA. DIOS TU QUE ERES LA FORTALEZA EN LOS MOMENTOS DIFICILES. SOCORRENOS.
    POR MI FAMILIA, PAPITO DIOS MUCHAS GRACIAS POR DEVOLVER LA SALUD A MI MADRE. GRACIAS POR ESCUCHAR NUESTROS RUEGOS Y PLEGARIAS.
    GRACIAS PADRE MIO POR TOMARME DE LA MANO CUANDO HE NECESITADO DE UN GRAN AMIGO. GRACIAS PAPITO LINDO POR ESTE REGALO MARAVILLOSO- LA VIDA-
    BENDICENOS A TODOS Y TODAS DONDE NOS ENCONTREMOS, SIEMPRE ESTAMOS LLEVANDO TU PALABRA DE AMOR A TODA LA GENTE

    Publicado por N. AMIRA | marzo 31, 2012, 7:38 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Actualizaciones de Twitter

Flickr Fotos

Non-violent direct action1 / Acción noviolenta1

Más fotos

Archivo

A %d blogueros les gusta esto: